Antes de meternos de lleno en las tendencias de este reciente 2016, para conocer el presente necesitamos mirar el pasado y el transcurso de cómo ha evolucionado el sector.

2015 ha sido un año en el mundo de la iluminación muy importante gracias a que el comercio online de lámparas ha crecido, consolidándose así nuestro mercado y este innovador método de compra desde casa que ofrece comodidad absoluta y elevadísimo número de modelos entre sus diversas ventajas.

El año 2015 ha sido el de los estilos retro o vintage, estilos nórdicos y estilos industriales. El estilo nórdico ha ido progresivamente en aumento de manera que cada vez más fabricantes se han ido sumando a esta tendencia hasta que podía encontrarse prácticamente en todos lados (decoración de lugares públicos, iluminación de decorados televisivos o muestras de revistas…). De esta manera, podemos destacar la presencia de una única bombilla como una inspiración decorativa que se ha convertido en un efecto llamada de la publicidad del sector.

Por otro lado, también son destacables las lámparas de metal envejecidas, cuyo efecto desgarbado se combina con bombillas muy retro que se parecen a la propia bombilla que Edison inventó en su tiempo; pero por su puesto mucho más desarrolladas tecnológicamente. Las bombillas más empleadas en este 2015 han sido las luces LED, en todas sus variantes en cuanto a tamaños, formas, materiales (donde destaca el cristal), temperatura de la dicha luz, etc.

Tipos de lámparas que fueron tendencia en 2015

El estilo vintage es un mundo apasionante que sorprende siempre hasta al menos adaptado a sus tendencias. Esto es porque una simple bombilla, con algo de combinación textil y un casquillo embellecedor que puede estar inspirado en ambientes de época para proporcionar a nuestras zonas del hogar elementos originales y sobre todo acogedores.

Las lámparas steampunk han ido apareciendo poco a poco y pueden llegar a enamorar por su tremenda originalidad, ya que pueden estar confeccionadas con tuberías o ramas de árboles, siendo por lo tanto muy económicas si las fabricamos nosotros de manera personalizada.

Los faroles granadinos, en todos sus colores y cristales, merecen un apartado en esta recopilación de tendencias porque su fabricación española y artesanal le proporcionan un valor añadido a precio económico. Son estupendas para decoraciones rústicas, cafeterías, hogares mediterráneos, etc.

Por último, mencionar las lámparas infantiles, ese pequeño mundo de diseños de ensueño con acabados coloridos que juegan con la imaginación del niño, con los volúmenes y por supuesto los precios.

Lo que parece evidente a estas alturas de siglo, es que las lámparas han dejado de ser un elemento estándar de compra obligada para iluminar para convertirse en un imprescindible renovador de cualquier decoración.