Todos sabemos que una de las cosas que nunca debe faltar en una habitación es una lámpara, sobre todo cuando hablamos de la habitación de un niño. A pesar de que es más importante que la habitación reciba una buena cantidad de luz solar, nunca debemos olvidarnos de la iluminación artificial ya que siempre es necesaria.

Si quieres escoger una lámpara para el cuarto de un bebé pero no sabes cuáles son las más convenientes, te encuentras en el lugar correcto. A continuación, te contaremos acerca de algunos estilos de lámparas que son perfectas para estas habitaciones.

Lámparas de noche

A la mayoría de los niños no les gusta la noche y la oscuridad, por este motivo una de las mejores opciones que tienes para la habitación de un bebé es una lámpara de noche. Estas lámparas producen luz en una intensidad muy baja, así que se puede dejar prendida durante toda la noche.

Al tener una lámpara de noche, en el caso de que el niño se despierte no se encontrará completamente a oscuras; también resulta de ayuda para los padres ya que si debes entrar en la habitación durante la noche no lo harás a oscuras.

Lo mejor acerca de las lámparas de noche es que las puede encontrar en miles de formas muy llamativas, así que podrás comprar alguna de un motivo que le guste al niño. Además, estas lámparas no son para nada caras.

Lámparas colgantes

Las lámparas colgantes son de los mejores estilos que podrías poner en una habitación infantil ya que se encuentran fuera del alcance de los niños, la única desventaja que tienen es que no lo podrás mover en caso de que queramos dirigir la luz hacia otro lugar.

Por este motivo, si decides usar este estilo de lámparas es una buena opción que también pongas aunque sea una lámpara auxiliar y que la pongas en la pared.

A medida que el niño crezca, podremos ponerle cualquier tipo de lámpara en su habitación ya que el riesgo de que suceda un accidente con ella ya no existirá. Entre las lámparas que debemos añadirle se encuentran las lámparas de mesa, que resultaran ser muy útiles cuando el niño deba empezar sus estudios.

Papel con leds incorporados

Si quieres agregarle iluminación artificial al cuarto pero también quieres crear un ambiente cómodo y bonito, existe papel que tiene leds incorporados. Este papel se pega en la pared o el techo de la habitación y cuando se encuentre a oscuras podrás observar la luz que produce, además de una decoración preciosa.

Puedes comprar papel de leds que sea de estrellas y pegarlo en techo, así que cuando apaguen la luz dará la impresión de que están viendo un cielo estrellado.

Lámparas con formas

Para decorar el cuarto de un bebé tenemos que tener en mente que una habitación que tenga un aspecto mágico y haga que el niño se sienta cómodo en ella. Por este motivo, las lámparas que tienen formas divertidas son una buena opción.

A medida que el niño crezca, este estilo de lámparas hará que la habitación se convierta en un lugar interesante en el que podrán jugar y dejar su imaginación volar.